11.4.06

¿Informativos?

Hace años que no veo voluntariamente un telediario. Suelo escuchar las noticias en la radio y leer la prensa, pero nunca veo los telediarios.
Por eso, en las contadas ocasiones en que (generalmente por causas ajenas a mi voluntad) estoy presente mientras alguien lo ve, me quedo asombrado de lo malos que son.

Al margen de tendencias políticas, de líneas de opinión, y aun admitiendo que entre los de uno y otro canal haya diferencias, ¿no creen ustedes (si es que los ven) que son pésimos? Pésimos desde un punto de vista meramente informativo, quiero decir:

Hay infinidad de noticias importantes, tanto internacionales como nacionales, que simplemente no aparecen. El tiempo dedicado a las que sí lo hacen y son relevantes es tan breve que el tratamiento que se les da es completamente superficial (comparable tal vez a leer un titular y, quizá, la entradilla). Gran parte del resto del contenido es una verdadera chorrada, y no creo que se pueda considerar en absoluto información seria (merecedora como mucho, en cualquier periódico normal, de una pequeña columna en la página de Sociedad); es curioso lo que proliferan, en concreto, las que hacen referencia a supuestas estadísticas o encuestas, tales como hábitos en vacaciones, dinero que gastamos en rebajas, la evolución de la talla española media y asuntos de esa índole. Y, por supuesto, medio telediario está dedicado al deporte, lo cual, con todos mis respetos a los futboleros, fernandoalonseros y compañía, considero una vergüenza.

Ya sé que las emisoras de radio son cualquier cosa menos la panacea (sobran ejemplos), y soy más que consciente de la parcialidad de (también) casi toda la prensa escrita (a pesar de todo mi preferida con diferencia), pero me parece evidente que alguien que dependa sólo de la tele para informarse no tendrá ni pajolera idea de nada de lo que pasa; o, al menos, de nada de lo importante.

Aunque la verdad es que me temo que, tanto por parte del emisor como del receptor, de eso precisamente se trata .

12 comentarios:

  1. Sobre este particular, en el que mucho me temo que andaremos todos de acuerdo, puedes leer un excelente post en el GOLEM blog. Aquí tienes la dirección, atención a la nonoticias:

    http://golemp.blogspot.com/2005/09/una-nueva-forma-de-informacin.html

    Por lo demás, el de Ángel también es un cuaderno muy recomendable.

    Besos, querido.

    ResponderEliminar
  2. Hay dos consideraciones: la selección de noticias, que creo que es lo más discutible, y el tratamiento que se les dé.
    Aparte de la eterna discusión sobre si la información está sesgada o no, y si se pasa opinión por información, existe el hecho que un telediario, por definición, es un informativo breve, donde se dan los mensajes de manera casi telegráfica.
    ¿Porqué no se cultivan más en la televisión de este país géneros como la entrevista en profundidad, el reportaje de investigación o el debate? Muy buena pregunta. Quizás es que no interesan (a los que ofrecen la información).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. En cualquier caso, me parece obvio que los telediarios no cumplen su teórica función de informativos. Al menos, no por sí solos. Y sin embargo son la única fuente de información (y, lo que es peor, supuestamente la más seria) de gran parte de la población.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Porto,

    Nos quieren idiotas. No se lo pongamos fácil. ;-)

    Un saludo,
    Xavie

    ResponderEliminar
  5. Sr.Portorosa:sólo hace falta hacer zaping durante la emisión de los telediarios para tener la certeza de que han sido ellos los inventores de la clonación.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo a todos.

    Ya he leído lo del Golem Blog. Me ha gustado, me ha parecido muy interesante. Besos, Donna.

    ResponderEliminar
  7. Desde siempre, la verdad es, mientras la información se construye. Pero sigue siendo espectacular comparar unos medios con otros. La cosa funciona así: un individuo va a comprar el periódico no para saber lo que pasa, sino para que le digan lo que él quiere oir, para que le confirmen en sus creencias. Así que el editor, para no perder lectores, construye ESA realidad a partir de lo que pasa. No importa el hecho, sino cómo encajarlo en la editorial ya preparada de antemano.

    Creo que el periódico es el ejemplo más visual, porque la composición se parece mucho al collage, ese coger fotos de la realidad, descontextualizarlas para hacerlas decir lo que uno quiere. Desde el 11M, en que todos se dieron cuenta de que la información es una construcción, en lugar de revelarse, parecieron todos asumir las reglas del juego.

    Las radios se han separado con una violencia atroz, hablan de sí mismas, y las unas de las otras, como noticias de las noticias, y si escuchas la SER, la COPE y Onda Cero, por poner un ejemplo, no parece posible que estén hablando del mismo país. No es que las planteen de otra manera, es que ni siquiera exponen las mismas noticias. Cada año es peor.

    Sobre lo otro no puedo opinar, llevo más de tres años sin televisión.

    ResponderEliminar
  8. Sobre las nonoticias, contradicen la conocida frase "lo único de lo que no hablan los diarios es de lo que pasa a diario".

    ResponderEliminar
  9. ¿La contradicen o la sostienen?

    ResponderEliminar
  10. Pues no me pareces tibio, como decías que decían, yo creo que eres educado, y me parece bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado esta entrada :-)
    Gracias.

    ResponderEliminar