5.5.08

Esta vez, por la tarde

No se veía la línea del horizonte.

Doniños
Desde Monte Ventoso

17 comentarios:

  1. No, Colin, my hometown.
    Welcome!

    ResponderEliminar
  2. Cuando el horizonte desaparece, obliga a ver lo más próximo: a veces nos hace falta esta miopía para darnos cuenta de lo que tenemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. que envidia porto
    que envidia.

    aquí hoy tenemos un día un poco gallego.

    ResponderEliminar
  4. Ya. Además ayer el día estaba precioso; mira qué color, el agua.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  5. yo no recuerdo el día que hizo ayer
    quiero decir
    no lo vi

    desde mi cuarto no se ve ni un metro cuadrado de cielo. Y ahora estoy de encierro "proyectual".

    creo recordar que mi madre entró en algún momento para comentarme el día bonito que hacía y "que era una lástima que yo estuviera encerrada".
    No insistió mucho.

    Creo que le gruñí.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que es una lástima, sí.
    Pero te voy a decir lo que me decía a mí mi abuelo, y espero que no te cabrees, como a veces me cabreaba yo cuando lo oía:

    ¡Estudia, que para ti estudias!

    Al menos es un bonito deseo.

    ResponderEliminar
  7. !Que bello!, que suerte! que envidia!... no sigo
    Acá el calor empieza a hacer de las suyas, la alergia primaveral ataca, necesito el mar como medicina, y la única luz que me da es la del flexo que ya de nuevo exámenes.

    Que suerte Porto, disfruta por los que nos podemos, yo me asomaré a esta ventanita tuya para respirar...

    ResponderEliminar
  8. Mi costa es distinta, más plana y con mucha más gente... ;P

    Pero en invierno es sólo (casi) mía. Tenemos suerte los costeros.

    Beso.

    ResponderEliminar
  9. pues a mí me da por pensar que alguien que se empeña en fotografiar horizontes, árboles y mares y que le sale todo tan azul es que está bastante bien de ánimo. Y yo me alegro. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Realmente estos toxos son más, que envidia Porto (sana eso si) levantarse y al poco tener a mano tanta belleza. Creo que este San Isidro madrileño lo gastaré en darme una vuelta por esas costas.

    ResponderEliminar
  11. Carlos, yo llego desde mi casa a este sitio en 15 o 20 minutos. Y me refiero a cerrar mi puerta y a estar ahí sentado.
    Una suerte inmensa, de la que soy muy consciente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Por eso, por eso la envidia. No lo localizo, desde luego es de ria de muros para arriba. Esas playas con humedal trasdero son una preciosidad. Suelo ir a una por la zona de corrubedo en la que a veces me baño con los arroases saltando a 20 metros de distancia.

    Los pelos como escarpias se me ponen ante la andanada inmobiliaria. Tras el saqueo de levante veo llegar la hora del norte esquilmado.

    Si la crisis que suena se nutre de lo inmobiliario, bienvenida sea.

    ResponderEliminar
  13. Sin ánimo de frivolizar sobre la crisis y sus efectos sobre la gente de a pie (porque que algunos sean un poco menos millonarios me da igual), si supone que va a frenarse la construcción (sobre todo la de segundas viviendas, que es la que más afecta en este tema), se hará verdad lo de que no hay mal que por bien no venga.

    Esta playa (lo verás si pones el cursor sobre la foto) es Doniños. "Googleala" y la encontrarás.
    Y sí, son Rías Altas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Tu prima la de Almería10/5/08 12:14

    El otro día pude ver en el plus (ya sabes que doy tele-adicta y lo confieso)una película rodada en nuestra comarca: "Dias azules". Cuando estás lejos te emocionan las imágenes de nuestra galicia (morriña); por desgracia las que vemos en los telediarios causan el efecto contrario (demasiadas tragedias).
    Reconocí la zona de San Felipe (preciosísima), el pub Minueto, la dicoteca Cotton (la noche no me confunde),
    el bar del muelle (el de toda la vida), pero... la playa donde se bañaron... dudo entre ésta o alguna de Covas; por la pendiente juraría que era Doniños. Aunque podría ser cualquiera de las maravillosas playas que hay en nuestra costa ( momento de publicidad turística gratuíta).
    Otra cosa: el cementerio tampoco me sonaba. Supongo que tú me dirás cúal era (mira qué pedazo de tildes), ya que acostumbras a visitarlos bastante a menudo.

    ResponderEliminar
  15. Preciosa Porto, gracias por el dato.

    ResponderEliminar
  16. Hola, N.
    No he visto la película, no puedo ayudarte con el dato del cementerio (jo, para una vez que me podía servir mi máster en funerales...).

    (Vaya tildes, sí, cómo avanzamos)

    Un beso.

    ResponderEliminar