7.5.08

Pobres pringaos

Como no tengo nada que decir, les dejo este texto:

Revolviendo los vientos las llanuras del mar, es deleitable desde tierra contemplar el trabajo grande de otro; no porque dé contento y alegría ver a otro trabajando, mas es grato considerar los males que no tienes: suave también es sin riesgo tuyo mirar grandes ejércitos de guerra en batalla ordenados por los campos: pero nada hay más grato que ser dueño de los templos excelsos guarnecidos por el saber tranquilo de los sabios, desde do puedas distinguir a otros y ver cómo confusos se extravían y buscan el camino de la vida vagabundos, debaten por nobleza, se disputan la palma del ingenio y de noche y de día no sosiegan por oro amontonar y ser tiranos.

Lucrecio
De Rerum Natura


Un poquito cabrón, el Lucrecio éste, ¿no?

24 comentarios:

  1. Paso,te saludo..hace un tiempo que te leo....lindas tus fotos...¿conocés la canción "Enjoy the silence"?....digo por lo sentado en la silla....Es muy linda....buscála en video y entenderás...más que a Lucrecio... espero

    ResponderEliminar
  2. Gracias, en cuanto pueda. Y bienvenido.

    (Coño, me ha dicho, como quien no quiere la cosa, que no he entendido nada del texto...)

    ResponderEliminar
  3. Sobre todo porque, encima, nos lo dice...

    Beso.

    ResponderEliminar
  4. estos visitantes
    qué descarados se le están volviendo

    :p

    ResponderEliminar
  5. "desde do puedas distinguir a otro"...

    Así está transcripto si me perdonás...de onda podrías correjirlo....ah y mas que deleitables me parecen unos aburridos egocéntricos rascándose las ideas que ni ellos se creen para competir con otros y sólo alimentar egos mutuos y así......

    cabrón no me parece....como que lo dice en tono de promesa de algo graaaaande.....

    Pringaos ...soy una bestia no sé que és....jamás te diría encubiertamente algo....te sugerí la canción porque el video es ...pues de un Rey que contempla llevando su silla por ahí....unos lugares maravillosos...deberías verlo...

    Y soy mujer...Alter ME...(Mery)

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. ME, era una broma, ¿eh? No te tomes mi paréntesis en serio.

    Pringao (o pringado, más bien) es alguien con mala suerte, que trabaja más que los demás, al que le caen los "marrones" (otra palabra que no entenderás: problemas, más o menos), que, en resumidas cuentas, vive peor.

    Un saludo.

    Celia, ya ve usted que no.

    ResponderEliminar
  7. lo que usted diga Porto, pero ha vuelto a "discutirse" con una mujer.

    No tiene remedio.

    ResponderEliminar
  8. Que sepa que me han llegado a hablar (y era personal supuestamente cualificado para hacerlo) de mi "problema con las mujeres"...
    Y lo curioso es que desde hace meses prácticamente sólo hablo con mujeres. Los hombres siempre me han aburrido más; pero últimamente ya es algo escandaloso.

    ResponderEliminar
  9. Qué es escandaloso?

    Que sólo hable con mujeres?
    o que sólo tenga malentendidos con ellas?

    jejejeje

    Ay Porto, es que huele usted acaso a carne fresca?

    ResponderEliminar
  10. No me extraña Porto, somos más interesantes o por lo menos le damos tantas vueltas a las cosas que hacemos que se vean desde otros puntos de vista menos simples.... aunque esto no sea lo mejor en muchas ocasiones ;-)
    Bs

    ResponderEliminar
  11. No sólo tengo malentendidos, querida. Aunque no falten.
    Lo que es escandaloso es que no hable nada nada con hombres. Y en grupo, menos (qué coñazo).

    MYT, reconozco que para mí casi siempre es así.
    No obstante, que conste que yo he conocido más hombres interesantes que mujeres idem (no digo que haya más, ojo, NO LO DIGO, no quiero quejas, sólo digo que YO he CONOCIDO más), pero los temas de conversación superficial de los hombres me aburren mucho más que los temas de conversación superficial de las mujeres. Eso sobre todo. Y además, pues una mujer es una mujer; y un hombre no. Y eso siempre está bien.


    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Aunque eso de los hombres interesantes que he conocido es más una cosa del pasado, contando todos los que llevo. Ahora mismo, y desde hace unos años, sin embargo, yo diría que son mayoría las mujeres.

    Pero esto es sólo una estadística personal. No conviene sacar conclusiones tontas de ella.

    ResponderEliminar
  13. jajajajaja

    ya está justificándose!

    cualquiera diría que sólo quiere a las mujeres para hablar con ellas.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, al menos reconóceme que lo hago muy bien. Creo que ser capaz de justificarme (casi) siempre es una de mis más logradas cualidades. La práctica, ya sabes.

    Con respecto a lo de las mujeres, a la vista de la realidad cualquiera lo diría, sí.

    ResponderEliminar
  15. Nos hemos malentendido desde...el 1er comentario???

    Dí que no...dí que no....

    que no se diga...yo no me lo tomé así pero si van a insistir.......

    Estáis celosas ??? ...

    ResponderEliminar
  16. Pues sí,
    cabroncillo y bien instalado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Sabe que a mí me pasa lo mismo. Tengo una relación desigual, tal y como describe, con los hombres y las mujeres.

    Con el tiempo he descubierto que hay muchos hombres que manifiestan lo mismo

    ResponderEliminar
  18. A mí, sin conocer la obra de Lucrecio y juzgando solo por este fragmento que citas, más que de un cabrón se me antoja la mirada de un observador pragmático, y un tanto escéptico. Apostaría, aun a riesgo de perder (y sin haber leído aun los comentarios que preceden al mío), que es una obra escrita en la madurez de su vida.

    ResponderEliminar
  19. Ahora sí he leído los comentarios. Ni se me hubiera ocurrido que la discusión pudiese derivar por esos cauces. Bueno, algo así como hablar del tiempo, cuando te encuentras alguien en el ascensor...

    ResponderEliminar
  20. Ya, no ha salido muy filosófica, la charla. Pero, como verás, la culpable ha sido tu paisana.

    ¿Observador pragmático? Bueno, observador pragmático eres tú :)

    Yo, en ese disfrute de ver a los demás sudando la gota gorda desde su coche con aire acondicionado, veo algo más; no disfrutará del mal ajeno, pero parece que éste sí le resulta un contraste de lo más gratificante.

    Pero bueno, a quién no le encanta una mañana libre en un día laborable, con todo el mundo trabajando.

    ResponderEliminar
  21. No quiero molestar....es que
    Imagino al chavalín sentado en una silla escribiendo tan tranquilito.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Hace tres años dejé en mi blog una traducción algo más dura y corta y un comentario de Pedro Manterola. Me permito reproducirlos.

    Cuando los vientos agitan el inmenso mar, es agradable contemplar desde la orilla el gran esfuerzo que deben realizar otros, no por que nos guste ver a la gente sufriendo, sino porque nos complace comprobar de qué males estamos libres. (Lucrecio)

    La reserva que hace Lucrecio sobre la satisfacción que puede reportar el espectáculo del mal ajeno está determinada por el temor que siente el que mira a encontrarse en el lugar del que sufre, es decir, de transferir al tacto lo que percibimos impunemente con la vista.
    Pedro Manterola
    Peripecia de Ulises

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Eso es el cine. Saludos Portorosa.

    ResponderEliminar