21.10.11

Hoy puede ser un gran día

A lo mejor, nunca más tenemos un atentado terrorista en España.

Es normal la desconfianza. Y normal la pretensión de que el fin de ETA no suponga, no solo concesiones políticas, sino que se deje de hacer justicia. Normales y necesarias.

Me parece que quienes no dejan de repetir que no se les puede dar las gracias por esto a los terroristas son los únicos que hablan de darles las gracias a los terroristas, la verdad. Que el resto tiene claro de quién es el mérito de que todo pueda al fin acabar.

Por no hablar de los periódicos cuyas portadas parecen estar dando, directamente, una mala noticia.

Creo que, aunque queden pasos que dar y muchas cosas que llevar a buen puerto, lo de ayer es motivo de alegría. Porque moverse en la dirección adecuada lo es, aunque uno sepa que todavía no ha llegado. Y que cuanto más cerca crees estar de la meta, más alegre te sientes.

Nadie me tiene que recordar quiénes son los malos de esta historia. Ni contarme lo que sienten las víctimas, pues he conocido algunas. Ni explicarme lo que es mirar debajo del coche cada mañana.

Y precisamente por eso me alegro de que, a lo mejor, nunca más tenemos un atentado terrorista en España.

7 comentarios:

  1. la noticia es motivo de esperanza y alegría , con la cautela lógica , hasta que veamos como evoluciona el asunto .
    pero ciertamente Hoy puede ser un gran día y ojala se estudia dentro de unos años como el inicio del fin del terrorismo en nuestro país.
    feliz fin de semana !!
    Unbesazo

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con todos los párrafos. Sencillo sentido común (tan poco común en algunos sitios). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es tan buena que es complicada de asimilar, algo así como ver imágenes del 11-M y pensar que es una peli apocalíptica de las que les gustan a los americanos.
    Ójala sea verdad...

    ResponderEliminar
  4. Yo soy de esos que saben lo que es mirar debajo del coche. Y de los que saben qué se siente cuando te siguen por la calle. Pude odiar mucho, y escogí no hacerlo.

    Ayer no me emocioné porque me sujeté, porque hace muchos años de eso y no quise implicarme emocionalmente y remover esa época de mi vida. Sin embargo, no quiero olvidarlo y desde luego creo que sí es una de las mejores noticias de las que podemos hablar.

    Entiendo la desconfianza, incluso la comparto. Lo que no entiendo es la visión torticera de algunos, que se empeñan en retorcer la realidad para no aceptar un éxito que no se puedan adjudicar en exclusiva. Por mucho que me sujete en ese sentido, no puedo más que pensar "que se jodan, que se ahoguen en su propio odio".

    Y me alegro incluso por los que me seguían. Incluso por ellos, tengo esperanza.

    ResponderEliminar
  5. Amén, sí. Y bienvenido.

    NeoGurb (me alegro de verte, ya sabes), tus circunstancias dan más valor a tu opinión, creo yo. Y a tu generosidad de miras.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar