25.6.10

Las ISO y eso

Nunca hablo de mi trabajo. Ni falta que hace. Pero el caso es que ayer fui a una reunión que tenía que ver con la renovación de nuestra certificación ISO (o sea, que ahora la tenemos) de calidad medioambiental.

Y fue desmoralizador.

El pobre Kafka no tenía ni idea, a pesar de enfrentarse al Imperio Austro-Húngaro al completo, de cuánto iban a empeorar las cosas.

Resulta que todas estas certificaciones, sean del área que sean (medio ambiente, calidad, enseñanza -que las hay, con los profesores justificando por escrito por qué hacen fotocopias y gastan papel-, etc.), que tantas cosas podrían mejorar (que buena falta nos haría), no son* más que un paripé consistente en hacer un montón de papeles y cambiar un montón de procedimientos burocráticos con el fin de conseguir que parezca que se hacen un montón de cosas que deberían hacerse pero ni se hacen ni se piensan hacer.

Tanto es así, que en un rizo digno de encomio, el paripé no solo sirve para tapar agujeros sino que pasa a ser la prioridad, incluso por delante de los hechos; en las contadas ocasiones en que hay hechos... No sé si me explico. Les voy a poner un ejemplo:

- Dice la empresa certificadora que hay que ocuparse de limpiar los restos de X.
- Pero si ya se limpiaron...
- Ah, pero eso no importa. No se ha recogido en ningún documento, ni se ha elaborado un plan de limpiezas con un calendario, ni se ha instaurado ningún procedimiento, con sus responsables, medios a utilizar, registros de comprobación, etc.
- Pero bueno, limpiar se limpió.
- Ya, pero no consta. Hay que preparar todo eso, y si luego no se limpia, se marca la casilla de "No".

¿Y la empresa certificadora, que no se vayan a pensar que es una de aquí, de un vecino, sino la puta Lloyds, qué?

Porque, obviamente, tiene que saber perfectamente en qué se traducen sus instrucciones y cuál es la realidad que hay tras sus certificaciones.

Y los organismos certificados, más aun.

¿Entonces, por qué coño hacemos esto? ¿Por qué no paramos, nos reímos y decimos "Venga, va, lo dejamos ya, ¿vale?"? ¿Quién se supone que es el engañado? ¿Para convencer a quién se ha organizado y se mantiene esta farsa?

¿A nosotros los pringaos, para tenernos contentos?



[* En fin, ¿exagero? ¿Alguien tiene una experiencia diferente y puede aportar algún dato positivo? ¡Por favor...!]

45 comentarios:

  1. Mi experiencia es diferente... en el tiempo.

    Mi empresa se ISOmizó a finales de los 90, así que no ha cambiado nada. Solo la costra que nos ha salido y la capacidad de engañar al auditor.

    Pero si lo que quieres es una historia de terror, en unos tiempos de cuyos años no quieron ni acordarme, se celebraron reuniones de seguridad en centrales nucleares, no fuera a ser que a los islámicos malotes les diera por ahí. Mi amigo el ingeniero centralista tuvo que asistir a una de ellas, en zona periférica. Se encontró con que el comité de seguridad estaba formado por él, el subdirector de la central y las fuerzas de seguridad (un enviado de la seguridad privado y el mando en plazo de nuestra Guardia civil; en ese caso, el sargento a cargo del puesto más cercano).

    Empezó la reunión y el miembro de la empresa dijo que allí no había esos problemas. El de seguridad privada lo explicó: "Teníamos un moro, muy buena gente, pero lo despedimos porque luego empiezan a ir a las sinagogas y no sabes en qué se pueden convertir".

    Mi amigo dijo que veía que todo estaba muy preparado, firmó su presencia, se tomó un plato típico y volvió a Madrid, donde contó lo que había pasado y se cambiaron los protocolos. O sea, se trabajó en serio.

    (El tiempo que he dedicado a esto dirçe que hecho no sé qué y pondré una marca en la casilla correspondiente: no he hecho lo que tenía que hacer, pero al auditor de calidad eso se la suda).

    Por supuesto, por si alguien me acusa de revelación de secretos, diré que todo me lo he inventado. ¡Menudo soy yo para las novelerías!

    ResponderEliminar
  2. ...mmm..en los libros de colores no hay ISO, pero la parte que me toca a mí, casi siempre se hace a posteriori. Primero se hace lo que sea y luego arreglamos los papeles. Yo me ataco y persigo y doy la brasa..hacerlo bien no cuesta nada, pero luego hay veces que me canso y lo dejo estar una temporada...

    ..ahora estoy en una de esas temporadas...

    Yo lo que quiero es tener una libreria.

    ResponderEliminar
  3. Molinos, que sea una librería-bar, porque cuando cuaje el e-book solo va a quedar el recurso del alcohol como compañero ideal de la lectura.

    ResponderEliminar
  4. Nán..me parece bien. Sé exactamente la libreria que quiero y dónde la quiero...y si hay que poner bebida se pone. Con ISo o sin ISO.

    ResponderEliminar
  5. Depende de la empresa, si es pública o privada y a lo que dedique.
    En la que yo trabajo se lleva a rajatabla.
    Practicamente hay, una persona, dedicada exclusivamente a todo tipo de certificaciones.
    Desde la prevención de accidentes y riesgos laborales , hasta el más mínimo detalle que exigen una empresa de producción.
    Papeles y euros en la misma proporción.

    También tiene su lado positivo.

    * Los hábitos de trabajo cambian.

    * Los fallos y accidentes se reducen, puesto que hay que seguir un protocolo obligatorio e ineludible.

    * Cuando llaman de cualquier organismo oficial o llegan de sorpresa a la empresa, se presenta toda la documentación actualizada y se evita todo tipo de problemas.

    También hay otro tema.
    Hay empresas que no quieren trabajar con empresas que no tengan las ISOS requeridas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Luna, lo de los accidentes y los hábitos (si el cambio es a mejor, claro) está bien; lo último, por sí solo, no significa nada, aparte de la asunción del sistema; y lo de la documentación tampoco, claro.

    Pero en fin, que si tiene efectos prácticos positivos, entonces me callo.
    Y me alegro.

    Un beso.


    Moli, ¿y te vas a animar?
    Creo que a mí me encantaría tener una librería.

    ResponderEliminar
  7. Pues si, seguro que me animaré...me encantaría tener esta...mira...http://elestudiet.blogspot.com/

    o algo asi..pero primero hay que soltar lastre y conseguir pasta...lo haré. Seguro.

    ResponderEliminar
  8. No me extraña, tiene una pinta alucinante.

    ResponderEliminar
  9. Cada vez mas, se "prostituye" la calidad de las certificaciones de las famosas ISO...

    Se inventaron con un fin especifico en europa y al final hasta la calidad se compra, porque no nos hagamos los tontos, si bien hay algunas empresas que siguen a rajatabla sus certificaciones, hay tambien algunas que por alcanzar normas de calidad sin tenerlas las consiguen a punta de coimas...hay muchos conflictos de intereses en estas normas de calidad...

    Por que hay que preguntarse quien hace la norma?...la empresa que certifica es la respuesta y como la consigues?...algunos me responderan con normas de estandarizacion certificadas y aplicadas, pero esas normas o certificados tienen un precio...todo en la vida tiene un precio y ya saben el refran...Con dinero se compran huevos

    ResponderEliminar
  10. Querido Porto, dices: «Nunca hablo de mi trabajo. Ni falta que hace.»

    Yo, cuando lo he leído, he pensado en lo interesante que sería que hablásemos de nuestro trabajo, al fin y al cabo es una de las actividades principales de nuestra experiencia. Respeto, por supuesto, que tú o él o ella no quieran hablar de lo que hacemos durante tantas horas diarias, pero creo que en este mundo virtual nos llevaríamos muchas sorpresas interesantes si supiésemos cuáles son las profesiones de aquellos a quienes seguimos con interés y, en ocasiones, afecto.

    Esto no quiere que debas desvelar públicamente tu condición de agente secreto, que sólo unos pocos conocemos, pero bueno, no estaría mal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¿Agente secreto? Yo siempre he pensado que Portorosa era el profesor de instituto que siempre hubiese querido tener...

    ResponderEliminar
  12. Bueno, Jesús, ya sabes que si os contara algo después tendría que deshacerme de todos vosotros...

    La cuestión es que, como creo que te conté, mi trabajo no me gusta; ya no mi trabajo, sino mi profesión, que es peor. Y no me interesa nada hablar de ella.
    Hay algún otro motivo, además, pero eso tal vez me vendría bien olvidarlo, y soltarme.

    Teresa, no me importaría serlo, creo yo. A pesar de la cantidad de profesores desmotivados que conozco.

    Buenos días.

    ¡A estudiar!

    ResponderEliminar
  13. Joder si está bien la librería esa.

    ResponderEliminar
  14. Nan..la libreria es una pasada. Ademas vende pocos libros pero escogidos, solo vende lo que le ha gustado a la dueña o le han recomendado sus visitantes....es increible.

    Porto..seguro que eres economista....si pongo la libreria te ofrezco un puesto de librero...para poder escaparme de vez en cuando.

    Y mi curro si que es absurdo...

    ResponderEliminar
  15. Pues hay otro bloguer amigo (enlazado al margen, pero preservaré su secreto) que proyecta abrir una librería, también selecta, en Madrid.

    ¿Economista? ¡No, vive Dios!
    Pero acepto el puesto.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  16. las certificaciones son un negocio para quien las certifica. Hay unos países más avanzados que las idean, las implantan en sus territorios y cuando las tienen muy desarrolladas las exportan.

    Pero, en general estoy de acuerdo con Luna. Al principio parecen un papeleo burocrático pero se convierten en algo positivo con el tiempo.

    Lo ideal sería aplicar los criterios de las certificaciones de forma abierta, es decir, copiando sus criterios y protocolos sin pagar por la certificación, pero eso solo funcionaría con un alcance interno.

    Cuando las certificaciones se desarrollan en el tiempo y se universalizan pueden mejorar aspectos concretos de la producción. Y esto redunda en la calidad del trabajo, pero también en las garantías del consumidor.

    Podría poner un par de ejemplos:

    la certificación de la madera que se usa en construcción garantiza sus cualidades (resistencia, homogeneidad...) y también que no procede de arrasar un bosque tropical

    La certificación medioambiental de los edificios en el Reino Unido, que empezó como una cosa de grandes empresas, ahora se aplica a la mayoría de las viviendas que se construyen.

    Además, contar con una certificación puede reducir el papeleo. Una empresa de construcción que se presenta a un concurso público se ahorra muchas fotocopias y compulsas si tiene una ISO.

    Discutir la necesidad de las certificaciones es discutir también la necesidad de estandarizar la producción, es discutir si es mejor un folio o una cuartilla que un A4 o un A5.

    ResponderEliminar
  17. Me troncho, Moli. Suponiendo que Porto es economista, le ofreces un puesto de librero. ¡Así debería funcionar la vida! Te nomino para Directora General del Negociado del Mundo y las Especies del Señor.

    Morelli, me alegra saber que en algunos casos funciona. En mi empresa, desde luego, no. Todo es un paripé. Sería bueno tener unos procedimientos ordenados. Es bueno, ciertamente, y por el trabajo mismo debemos tenerlo. Pero a los auditores les basta que cada casilla esté ticada y referencie a un documento que exista. Como en el trabajo "real" no siempre es posible, tenemos dos "contabilidades de trabajos hechos", la A, que es la real, y la B, que preparamos para los auditores.

    Así pues, un paripé burocrático más.

    ResponderEliminar
  18. Y luego están las denominaciones de origen.


    Sirwood

    ResponderEliminar
  19. ISO mismo, digo, las denominaciones de origen: realeza, nobleza, iglesia y pueblo llano.

    ResponderEliminar
  20. Claro, si yo no discuto la idea ni la intención; lo que digo es que en la práctica está demasiada desvirtuada y el sistema viciado.
    Supongo que de todos modos irá dando sus frutos, a base de exigir 10 para ir consiguiendo 3. Que con el tiempo provoca cambios.
    Ahora bien, no deja de ser cabreante estar en una reunión y oír mandar hacer tal y cual papel, y tal y cual propuesta con su correspondiente respuesta (todo hechonpor la misma persona).
    El desinterés por (en este caso) el medio ambiente puedo verlo como algo positivo, incluso: un montón de personas a las que se la suda, hablando de él y teniendo que tragar con alguna que otra imposición.

    Yo sería un buen librero, Molí.

    ResponderEliminar
  21. No te eches atrás, no le hagas caso a NáN, que me tiene manía.

    ResponderEliminar
  22. ¿ Tengo pinta de echarme atrás?..yo seria la librera jefe...pero tranquilo, soy majisima..con breves ataques de hostilidad, pero divertida y con criterio. Un momento..¿ Para que me estoy vendiendo?..el negocio es mio...el que tiene que postularse eres tu.

    Ah..yo no quiero la libreria en madrdi ni en ningun sitio al sur de Madrid.

    ResponderEliminar
  23. Es normal que te vendas: recuerda que soy un librero magnífico que te interesa mucho tener contigo.

    Ah, estupendo. En mi pueblo no tendrías competencia, pero va a ser un poco lejos para ti.

    ResponderEliminar
  24. Jajajaj..así me gusta, la falsa modestia no sirve para nada. Tú erers un librero estupendo y yo una jefa fabulosa.

    ¿Un poco lejos para mí?..Ja

    ResponderEliminar
  25. Hola Portorosa. Yo todavía no trabajo pero me siento identificado con lo que escribes. En mi carrera nos han tenido meses diseñando unidades didácticas. Lo mejor de todo es que la profesora no nos explicó nada, tan sólo se dedicó a leer una presentación de PowerPoint durante una hora y luego nos tuvo semanas divididos en grupos y rellenando papeles sin tener ni idea de lo que hacíamos. Lo mejor de todo es que, una vez terminada, ninguna de las cosas que figuran en esos papeles se aplican en la realidad, o por lo menos yo afirmo que nunca he visto a un maestr@ o profesor/ra aplicar ninguno de esos criterios en sus clases. Por tanto, deduzco que nos tuvo varias semanas a nuestra suerte y perdiendo el tiempo en algo totalmente improductivo cuando compañeros de otra universidad me han comentado que ellos tardaron mucho menos tiempo en diseñar las unidades. Si es una cosa que se va a llevar a la práctica lo veo importante y no me explico la ausencia de la profesora, pero si a la hora de la verdad no se aplica me parece totalmente absurdo rellenar papeles por rellenarlos.

    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  26. Vale, pues hasta que viva de la meguada jubilación, me adjudico el rol de comprador compulsivo.

    ResponderEliminar
  27. Creo que la culpa la tienen los americanos (estadounidenses, Rocío, no me coma) al perder el objetivo (y el norte). En definitiva, cuando se supedita el sentido común a los tecnócratas y a la hora de decidir se opta por el criterio artificial (cuando la base está en la naturaleza y en mirarla) ocurren disparates como el que relata o los compendios de disparates judiciales que a veces se publican y que provocan risotadas cuando se leen y sudores fríos cuando se comprenden.

    En cuanto a los trabajos, como castigos bíblicos que son, hay que aceptarlos con resignación que, si viene acompañada de vocación, hacen el arduo sendero más plácido de transitar. ¿Se nota que empecé las vacaciones?

    Saludos desde la irónica realidad.

    El "palabro" de verificación se refiere a mi televisor, de los antiguos: subled.

    ResponderEliminar
  28. Desde mi experiencia , creo que el principal problema de las ISO es que ,sobre todo en las PYMES , casi siempre esos temas los llevamos un solo pringadillo/a, que nos ocupamos de nuestro departamento y ademas de PRL ,Calidad y Medio ambiente y suele ser en el orden que lo he escrito ,primero el curro por el que se supone cobramos, seguido de la seguridad de los compañeros y subcontratas, después la calidad de lo que producimos y cuando hay tiempo el medio ambiente .Pero yo creo que bien implantadas en la rutina laboral , funcionan ,lo difícil es lograr que todos se involucren en desarrollarlas.

    Por cierto Moli , si necesitas una ayuda en esa librería tan maja que planeas , tengo las tardes libres y experiencia vendiendo libros.

    ResponderEliminar
  29. Estupendo Anusky...creo que podremos montar la libreria y una tertulia literaria a este paso...

    Por cierto Porto..sí, baldosas de barro..¡que observador!..

    ¿ esto se puede hacer? contestar comments de otros blogs en este?..o no es bloggerilmente correcto?

    ResponderEliminar
  30. Todo se puede hacer. Y más en Portoland. No has conocido los tiempos gloriosos de la Cel.lia y Sirwood.

    Que conste que no voy a comprar tantos libros como para dotar 3 sueldos. Además, cuando me jubile pienso leerlos en la librería y después decir que no los compro porque no me interesan.

    ResponderEliminar
  31. Hola, Anusky. Eso lo lleva el último mono, en general, tienes razón.
    Bienvenida.

    Pero que MUY observador, querida. Y puedo decirte que lo que he visto de tu casa me hace imaginar lo mejor...

    Of course, aquí se puede decir lo que sea. ¡Alguien tendrá que decir algo, ¿no?, ya que el anfitrión está tan vago!

    NáN, vas a ser el típico cascarrabias, ¿verdad?
    Anusky, en la librería YA NOS APAÑAMOS SOLOS, MOLI Y YO. Lo siento, bonita, pero la cosa tampoco da para más. Y menos en las montañas del Caurel...

    ResponderEliminar
  32. Jajajaja...Porto..hay más fotos por el blog...y si te portas bien te enseñaré alguna más..pero son de mucha envidia..te advierto.

    Lo de la libreria..creo que 3 seríamos multitud, sobre todo si por ahora de cliente solo tenemos a NáN....

    ResponderEliminar
  33. No me lo tomen a mal, pero Molinos una libreria fisica ya es cuento del pasado...El negocio esta en una libreria virtual...Algunos negocios desapareceran ante la tendencia...ya sabes la tecnologia y la innovacion...todo esta a un solo click del usuario...

    Hace dos años publique en mi blog un post que volvere a postear sobre "the long tail".

    Saludos Porto...Fer no se como decirlo, pero necesito un consejo...luego te digo cual...NáN los moros van a las mezquistas, los judios a las sinagogas.

    Saludos Porto

    ResponderEliminar
  34. Soy todo oídos, Ro, tú dirás.

    ResponderEliminar
  35. ro,

    no todos van allí

    y mucho menos los moros.

    hemos superado el virtual-peak, yo creo.

    A partir de ahora todo van a ser tiendas de las esquinas.

    cuanto más puntiagudas, mejor.

    pero es otro debate.

    yo abogo por las librerías de papel.

    sin certificados ni denominaciones.

    ah, y con un sofá rojo de psicoanalista.

    ResponderEliminar
  36. Que sea diván, ya puestos.

    ResponderEliminar
  37. Morelli hijo, a mi tambien me encantan las librerias de papel, pero creo que la tecnologia absobera hasta lo mas inimaginable...

    http://eljuiciodeltalmud.blogspot.com/2010/06/long-tailuna-larga-fila.html

    Fer, alguna vez cuando estabas a punto de hacer algo, hechas pie atras y aunque no se te comprendio en el momento, al final fue la mejor decision de tu vida?..vamos que no quiero hacer algo por cumplir y quiero arrepentirme..

    ResponderEliminar
  38. Ro, yo creo que uno tiene que decidir con sinceridad y conociéndose a sí mismo qué quiere hacer, y por tanto qué no quiere hacer.

    Creo que en ese querer está incluido el deber, también, pero cuando cumple los mismos requisitos: con convicción y sinceridad. Si no, supongo que al final las cosas no se sostienen.

    Pero bueno, no me hagas mucho caso, ¿vale?

    Un beso, y suerte.

    ResponderEliminar
  39. Claro, Ro, ya lo sé. ¡Pero que no lo sepa el "experto" ens eguridad de centrarles nucleares es para mearse de risa, ¿no? (o para hacerse caquita de miedo).

    Mister Porto, voy a ser un viejo encantador. Y nunca he robado un libro ni pienso hacerlo, pero... llevármelos en la memoria no es pecado, ¿a que no?

    ResponderEliminar
  40. Hace años, en una tienda de música de Zaragoza, vi como un cliente copiaba a mano, apartado del mostrador, una partitura de las que vendían en la tienda. Era el guión musical de Stella By Starlight, Nán.

    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Esas cosas, José Luis, me llegan al corazón, pero no en plan de que me dé pena, sino admiración por el coraje y las ganas, que tanto faltan muchas veces a los que tienen posibilidades.

    ResponderEliminar
  42. no porto, sofá, sofá, que cabemos más. Yo ya he visto dos con sofá rojo. En una te psicoanalizaban y después te decían que libro debías comprar. En la otra te ofrecían café o té.

    las mismas razones de la crisis económica global se van a llevar por delante la globalización y la era digital.

    pasaremos de la aldea global al globo aldeano. Creeme Rocío.

    Por eso digo lo del virtual-peak.

    ResponderEliminar
  43. ¿Entonces tú crees realmente que esto tiene vuelta atrás? Y me refiero a una vuelta atrás gradual, a una evolución normal aunque en otra dirección.

    (Ah, es el marxismo-pesimismo, ¿no?)

    ResponderEliminar
  44. (no)

    creo simplemente que la distribución de alcance global de productos físicos (que todavía es muy limitada, pues a ella tienen acceso tan solo una parte muy pequeña de la humanidad) va a limitarse aún más en la época de escased de petróleo que se avecina.

    Muchos economistas han apuntado que lo que nos espera despues de la crisis es una apuesta por el consumo de lo estrictamente necesario, y el comercio digital no se ocupa de estas cosas.

    El desarrollo de países como china, india, brasil... ya está disminuyendo la distancia media entre el lugar de producción y el de consumo.

    el último periodo de desarrollo económico se caracterizó por su caracter financiero-especulativo y el valor añadido de la comercialización. Sin embargo los países que más están creciendo ahora basan su desarrollo en su capacidad de producción, (y en los últimos tiempos, también de consumo), y no en contar con sofisticados cauces de distribución que permitan mantener grandes cantidades de empleo en la gestión de esta tarea. Por lo tanto no van a engordar estos países la gestión por internet.

    Por último se está ya alertando de la saturación de contenidos en internet, que puede estar bloqueando la distribución de conocimiento.

    No creo que vayamos a tener que renunciar a los blogs, o al conocimiento en base digital, pero vamos a tener que pagar más por ello. Sobre todo por que casi todos los servidores de buscadores de internet están en los EUA, y en algún momento van a empezar a cobrar por su uso, en cuanto no les beneficie su gratuidad políticamente.

    A lo que se refería Rociolat en su entrada (la de su blog) es a la gratuidad de la publicidad en internet como base de un negocio de coste cero. Pero esto se está acabando.

    Los periodicos en estadoss unidos, por ejemplo, empiezan a cobrar el acceso a sus diarios digitales, inclinándose por la sostenibilidad económica frente a la capacidade de influencia social de su opinión.

    gracias por la pregunta, me ha aclarado algunas cosas.

    ResponderEliminar