25.11.13

Trascender

- Papi.
- ¿Qué, Carlos?
- No pienses en eso, pero... ¿cuando te mueras puedo heredar tu armónica?


7 comentarios:

  1. Já já já. Has visto en mi muro la conferencia de Agustin Garcia Calvo, reirse de su padre? Pues eso!

    ResponderEliminar
  2. ¿tienes una armónica?
    ¿Y la tocas?

    me perturba mucho este pensamiento la verdad...no te pega nada.

    ResponderEliminar
  3. Voy servido, T. Me enseña.

    La tengo y no la toco.

    Besos a los tres.

    ResponderEliminar
  4. Brillante, tu hijo.
    Mejor se la cedes en vida... así no tiene motivos para esperar tu muerte.

    http://madredemarte.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he hecho, Madre. Un acierto.

      Gracias.

      Eliminar
  5. Empezamos pronto con el reparto de herencia jajaja.En mi caso , ahora no tanto , pero hace unos años Andrea pedía casi todos mis zapatos , los de tacón preferentemente.
    Lo que más me llama la ateción es la forma en que te la pide ; demuestra que te conoce bien.
    B.

    ResponderEliminar